CLÁSICAS

Collbrelli conquista la París Roubaix

Collbrelli París Roubaix
Collbrelli se lleva la París Roubaix. Foto: París Roubaix

Sonny Collbrelli (Bahrein Victorious) se alzó con la edición No.118 de la París Roubaix con Florian Vermeesch (Lotto Soudal) en segunda posición y Mathieu Van der Poel (Alpecin Fenix) en tercer lugar en un sprint a tres.

Una carrera que de por sí ya es muy dura, tuvo la lluvia y el barro como una vertiente muy importante para el devenir de la jornada. El grupo donde marchaban los favoritos a la victoria. Deceuninck Quick Step fue perdiendo a corredores de su plantilla y no se pudo ver una táctica de equipo sino que se convirtió en una lucha individual.

Moscon iba a mostrar unas piernas muy buenas y marcó los tramos de pavés más duros con cinco estrellas pasándolos en solitario. A poco menos de 50 km, iba a coger en solitario la cabeza de carrera. Van der Poel también iba a atacar para salirse del grupo de Van Aert y demás corredores.

El italiano iba abriendo hueco y luego mantenerlo con Vermeesch y Van Assbroeck que venían de la escapada y por detrás venía Van der Poel en modo cazador con Collbrelli y Boivin a su rueda. El grupo de atrás por su parte se mantenía a unos 40 segundos del neerlandés, italiano y canadiense. A falta de 36km Mathieu lanzó otro ataque para poder intentar dejar atrás a sus competidores en ese tramo y teniendo muy buena cadencia en su bicicleta. No se pudo ir muy lejos pero poco a poco fueron recortando la diferencia con Gianni que también tuvo que cambiar la bicicleta por un pinchazo en la rueda de atrás cuando quedaban 30 a meta.

En el terreno de pavés dentro de un sector Gianni también se tuvo que caer a falta de 26 y el quinteto de atrás liderado por Van der Poel se le acercó hasta los 15 segundos cuando salieron a la carretera. En el próximo sector, Van der Poel volvió a poner el paso a su ofensivo mientras Boivin se iba al suelo. A falta de 16 km, Mathieu, Vermeersch y Collbrelli cazaban al ciclista de Ineos Grenadiers. Acto seguido, Sonny se puso en primera posición incrementando el ritmo y dejando detrás a un Moscon que traía una gran fatiga en el paso por el duro y largo Carrefour.

Iba a ser cosa de tres a falta de 15 kilómetros ya que finalizaban los pasos más complicados de la carrera. Se compenetraron bien a la hora de dar los relevos aunque era Van der Poel quién continuaba esfrozándose más. A falta de tres kilómetros Vermeersch lanzó su ataque pero los otros dos corredores no dejaron que se fuera lejos.

Dentro del velódromo, Vermeersch que iba en tercera posición fue quién lanzó el sprint pero los demás rápidamente se lanzaron y Collbrelli ganó ese sprint a tres.